¿COMUNIÓN EN LA MANO O EN LA BOCA? ¿DE PIE O DE RODILLAS?

471_2_

Conviene a la hora de recibir la comunión conocer la disposición que la Iglesia Católica mantiene vigente para evitar confusiones.

Lo dispuesto en la Ordenación General del Misal Romano (OGMR), (3ª edición 2002): «Los fieles comulgan de rodillas o de pie, según lo establezca la Conferencia de Obispos». (OGMR 160). «El que comulga recibe el sacramento en la boca o, en los lugares en que se ha concedido, en la mano, según prefiera» (OGMR 161).

Por su parte, la Conferencia Episcopal Española en 1976 ya había solicitado a la Congregación para el Culto Divino la facultad de introducir en España la práctica de la comunión en la mano. La Sagrada Congregación accedió a esta solicitud con esta respuesta: “Concedemos a España la práctica de poner el pan consagrado en la mano de los fieles conforme a las normas de la Instrucción Memoriale Domini”. Por tanto, desde el año 1976, los fieles en las iglesias de España pueden decidir libremente la forma de recibir la comunión, en la boca o en la mano.

Esta práctica ha sido confirmada posteriormente (2004) por la Instrucción Redemptionis Sacramentum (RS): “No es lícito negar la sagrada comunión a un fiel solo por el hecho de querer recibir la Eucaristía arrodillado o de pie ” (RS 91) Y respecto a la comunión en la mano: “Si el que va a comulgar quiere recibir en la mano el sacramento, en los lugares donde la Conferencia de Obispos lo haya permitido, con la confirmación de la Sede Apostólica, se le debe administrar la Sagrada Hostia” (RS 92).